METROWiki




Navegue por el glosario usando este índice.

Especial | A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | Ñ | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z | TODAS

S

Sociedad

La definición de Sociedad es problemática en tanto se propone describir las relaciones entre los individuos y los grupos y de este modo, cambia radicalmente según la perspectiva desde la que se la aborde. En el desarrollo de las Ciencias Sociales, se ha intentado definir a la Sociedad desde las perspectivas objetivista, subjetivista y también entendiéndola como una relación superadora entre Individuo y grupo. Sin embargo pareciera que muchas veces las perspectivas diferentes y contrapuestas, son complementarias y aportan más conocimiento acerca de la complejidad del fenómeno social.

Para uno de los fundadores de la Sociología como disciplina científica, Emile Durkheim, la Sociedad no es una simple suma de individuos, sino que es un sistema formado por su asociación y representa una realidad específica que tiene caracteres propios.[1] El autor sostiene que si bien nada colectivo puede producirse sin conciencias particulares, esta condición es necesaria pero no suficiente. Es preciso también que las conciencias  de los sujetos estén asociadas, combinadas, y combinadas de cierta manera. De esta combinación resulta la vida social. La Sociedad es un fenómeno sui géneris distinto y mayor a la suma de sus partes, que está en las conciencias porque está en el todo, y no al revés. De esta forma, la Sociedad es coercitiva sobre los individuos y los constriñe a actuar de determinadas maneras en las que no es relevante su decisión individual. Por ejemplo, la sociedad se impone a través del uso de la moneda, el idioma, la moral imperante, el Derecho positivo, etc. Hechos sociales que preexisten a las decisiones individuales, que son exteriores a pero modifican la decisión de los individuos. Durkheim sostiene que hasta las disposiciones que a simple vista parecen intimas o personales, están determinadas o cohesionadas por hechos sociales, por ejemplo, hasta la decisión de suicidarse.[2]

Otro autor por demás importante en el debate sobre la definición de Sociedad es Max Weber, enfoque a diferencia de Durkheim no se concentra en las formas en que la colectividad constriñe a los individuos sino en la importancia que tienen las acciones de los actores individuales en la configuración de las relaciones sociales. Aquí entonces lo importante para determinar qué es la sociedad, es cuáles y con qué intenciones actúan los actores. Por esa razón, Weber clasifica los tipos de acciones que pueden llegar a realizar los individuos viviendo en sociedad. A partir de allí concluye que se configurarán distintos tipos de Sociedad dependiendo de qué tipo de acciones sus actores realicen. De hecho, este autor entiende a determinadas corporaciones como el Estado o las Empresas como determinados tipos de acción social[3]. La sociedad es una relación entre individuos cuando se inspira en una compensación de intereses  por motivos racionales, para obtener un fin, o ser fiel a un valor o bien por costumbre o tradición.

Tradiciones sociológicas más contemporáneas como las de Bourdieu y Parsons, intentan ser superadoras de la dualidad subjetivismo- objetvismo, demostrando que lo que define a la Sociedad, no es la suma de individuos y sus voluntades, y tampoco la colectividad como fuerza externa y coercitiva, aunque ambas son partes importantes de la Sociedad.

Parsons define a la Sociedad como un sistema de roles institucionalizados y procesos motivacionales organizados en torno a ellos. La Sociedad aquí es la interrelación resultante entre tres sistemas, el Social, el de la Personalidad y la Cultura. Los sistemas de la personalidad y de la cultura están constantemente determinados por el sistema social. Por un lado está la psicología de los individuos, por otro las herramientas culturales y finalmente la sociedad. La interrelación entre los tres sitemas da por resultado un conjunto de interacciones sociales que se mantienen en el tiempo y que es muy difícil cambiar, a esto se refiere con “institucionalización de los roles”. Para Parsons el sistema  más importante y determinante sobre los otros dos, es el de la cultura, ya que provee sistemas de interpretación y significados, tanto de las acciones individuales, en el plano del sistema de la personalidad como en las acciones colectivas en el plano del sistema social. [4]

Bourdieu, por el mismo camino, propone a la sociedad como un conjunto de campos en los que los individuos se desenvuelven a través de los capitales (social, cultural, económico, simbólico) que posee. Cada campo tiene su propia dinámica, como si se tratara de las reglas de un juego, en el que los individuos adoptan diversas estrategias para la concreción de sus intereses y compiten por los recursos materiales. Este juego, dentro de cada campo (campo político, intelectual, artístico, por ejemplo), reproduce y transforma la estructura social.[5] Al mismo tiempo, los individuos son intervenidos por lo social y la dinámica de los campos configurando su habitus propio. El habitus es lo social hecho cuerpo, un conjunto de disposiciones a actuar que los individuos poseen y a la vez son dependiendo del lugar en la estructura social en la que están situados.[6] Es la forma en que las estructuras sociales se graban en nuestro cuerpo y nuestra mente, y forman las estructuras de nuestra subjetividad y a la vez, estas subjetividades actúan en los campos sociales, reproduciendo o generando rupturas en las prácticas sociales.

No puede afirmarse que las relaciones y la organización social sean monopolio particular de los humanos. Derrida, por ejemplo, sostiene que muchas especies animales viven en sociedades incluso igual de complejas que las humanas[7]. Marx señala también, que muchas sociedades animales tienen sistemas de organización y división del Trabajo como los humanos en la Modernidad. Lo que distingue a las sociedades humanas de las animales es entonces, la conciencia y el propósito con que los humanos realizan sus acciones en el campo social. Humanos y animales se organizan socialmente pero solo los humanos son conscientes y reflexivos acerca de su acción social.  Además de esto, la capacidad de lenguaje permite el devenir histórico de las sociedades humanas. Como ejemplifica Marx en el Tomo I de El capital, Las hormigas tienen sistemas de división del trabajo complejas y jerarquizadas, sin embargo, vienen trabajando del mismo modo hace millones de años. Las sociedades humanas en cambio, cambian históricamente.[8]

Las dimensiones del estudio de la Sociedad, en la actualidad son amplias y pretenden generar conocimiento original acerca de las relaciones humanas y la forma en que se desenvuelven históricamente. De esta manera se ocupan del estudio de la cultura, la historia, la división del trabajo, la economía, la política, la gestión del ambiente y el habitad, las relaciones de dominación y cooperación, etc.

Gabriela Cévalo Boro, Facultad de Ciencias Sociales, UBA.



[1] Durkheim, E. (1998), Las reglas del método sociológico y otros escritos sobre filosofía de las ciencias sociales, Madrid, Alianza, página 156.

[2] Durkheim, E. (1965), El suicidio. Estudio de sociología, Buenos Aires, Schapire, página 18.

[3] Weber, M. (1964), Economía y Sociedad. Esbozo de Sociología comprensiva, México, Fondo de Cultura Económica, página 33.

[4] Talcott P. (1988), El sistema social, Madrid, Alianza, página 4.

[5] Bourdieu, P. (1970), “La reproducción de la ideología dominante”, en Estudios de Ciencias Sociales, Número 2-3, página 73. 

[6] Bourdieu, P.(), La distinción, Buenos Aires, Siglo XXI, página 68.

[7] Derrida, J. (2002), Seminario de la Bestia y el Soberano, Buenos Aires, Manantial, página 19.

[8] Riezink, P. (2007), Las formas del Trabajo y la Historia, Buenos Aires, Biblos, página 21.