Pobreza

La pobreza es la condición socioeconómica de una parte de la población que no puede acceder o carece de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas que permiten un adecuado nivel y calidad de vida tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable. Generalmente es   resultado de procesos históricos de exclusión social.

Se trata de un concepto complejo y multidimensional que puede interpretarse  de diferentes maneras. Ya sea mediante una visión economicista que privilegie la medición y determinación de esta a través de los ingresos, o mediante una visión sociológica o histórica acerca de las posibles causas de la existencia de la pobreza.

El economista clásico Adam Smith define la pobreza teniendo en cuenta el nivel de desarrollo y las costumbres de una sociedad. Entiende por mercancías necesarias no solo  las indispensables para el sustento de la vida biológica, sino todas aquellas cuya carencia es, según las costumbres de un país, algo inapropiado.[1] . Por tanto, sería  fundamental definir el estilo de vida generalmente compartido o aprobado en cada sociedad y evaluar si hay un punto en la escala de la distribución de recursos por debajo del cual las familias encuentran dificultades crecientes para compartir las costumbres, actividades y dietas que conforman ese estilo de vida de una sociedad en un momento de la historia16

Para Georg Simmel, sociólogo del siglo XIX,  la separación entre los pobres y el resto de la población es relacional, no absoluta. La definición de pobreza recae en la relación específica entre los grupos sociales[2]. La pobreza es para el autor un fenómeno en sí, sino el  hecho de ocupar un lugar determinado en la estructura social con relación al lugar de otros.

En la misma línea de opinión se encuentra el sociólogo Karl Marx, que afirma que la pobreza es una condición estructural del desarrollo del capitalismo como modo de producción.[3] Es que cuanto mayor sean las capas de la clase obrera formadas por menesterosos, enfermizos y el ejército de reserva (trabajadores desocupados), tanto mayor será el pauperismo oficial. Por otra parte el aumento de la acumulación de capital, por los grupos propietarios, responde directamente al aumento de la pauperización de la población.

Los sociólogos de la primera mitad del siglo XX se concentraron en la satisfacción de necesidades físicas como al referencia en la identificación de la pobreza. El primer error ha sido pensar que la eficiencia física del individuo podía estar separada de su bienestar psicológico, sin tener en cuenta la estructura o el tipo de sociedad en la cual vive.

Generalmente, para medir la pobreza, se utiliza el concepto de “línea de pobreza” como indicador estadístico. Según el informe de Desarrollo Humano de 2014 de Naciones Unidas, uno de cada cinco habitantes del mundo vive en situación de pobreza o pobreza extrema[4].

El PNUD destaca tres categorías de pobreza. La pobreza extrema, general y la pobreza humana. Una persona en una situación de pobreza extrema no tiene los medios para satisfacer  sus necesidades alimenticias. Una persona que está dentro de la pobreza general no puede satisfacer otro tipo de necesidades como ropa o techo. La pobreza humana, en cambio, tiene que ver con el acceso a la educación, a la salud o a una alta expectativa de vida.[5]

La pobreza suele entenderse a grandes rasgos de manera absoluta o relativa. La primera se trata de un aspecto más material o económico. Mientras que la segunda considera la pobreza del individuos en función de la sociedad en la que vive. Uno de los pioneros en la identificación de los pobres es Rowntree[6]. Su concepto de pobreza está definido en relación a las necesidades básicas para el mantenimiento de la eficacia física, la comida, la vivienda o la vestimenta. 

Su método de medición era la línea de pobreza correspondiente a los ingresos requeridos para acceder a las necesidades básicas.

Esta línea variaba según la constitución de las familias y quien no alcanzaba a ser considerado como pobre. Esta manera de medir la pobreza es considerada por algunos autores como extremadamente restrictiva.

Gabriela Cévalo Boro, Facultad de Ciencias Sociales, UBA.

 



[1] Smith, A. (1776), Investigación de la naturaleza y las causas de la riqueza de las naciones, Madrid, Alianza, página 194.

[2] Simmel, G. (1865), Sociología. Estudios sobre las formas de socialización, Revista de Occidente, Madrid.

[3] Marx, K (1867) El Capital, tomo 1, capítulo 23,Buenos Aires, Siglo XXI editores, página 802.

[4]PNUD (2014), Índices de desarrollo humano, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

[5] AA VV (2013), La cooperación sur-sur en la construcción de la Agenda post-2015 : aportes para el debate , Buenos Aires , Programa Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD página 35.

[6] Rowntree, S. (1901), Pobreza, un estudio de la vida urbana, Londres, Macmillan.


» METROWiki